26 junio 2007

El gigante bondadoso.

Crucé montañas que parecían pequeñas lomas a mis pies, regueros que resultaron ser caudalosos ríos. Todo estaba lleno de vida y de color, solamente cuando encontré las viviendas de aquel lugar, fui consciente de que la mayor vida era la mía y mi corazón el mas grande de todos.

Con cariño para Capo.

3 comentarios:

MANUEL GANCEDO dijo...

"fui consciente de que la mayor vida era la mía y mi corazón el mas grande de todos". Gran verdad es esa Von Chemmen, gran verdad.

Francisco Julián dijo...

Que dice el susodicho que las apariecias engañan, que ni tan gigante ni tan bondadoso. Solo bajo de torax.

Ray dijo...

La primera impresión es lo que cuenta en muchas ocasiones. Si, mi primera impresión fue esa.
Que se mejore el G.B.