20 agosto 2008

¡DESPEDIDO!

Estáis advertidos: las nuevas generaciones vienen pisando fuerte y no tienen miramientos.
A la mínima, ¡despedido!

10 comentarios:

Francisco Julián dijo...

Vaya, si que empieza con buen pié. No sólo demuestra tener aptitudes, sino también revela una facilidad conductista que debidamente potenciada le llevará muy lejos en el desbarajuste capitalista del siglo XXI.
Como para negociar un convenio colectivo con él. ¡ángelito!

MANUEL GANCEDO dijo...

Esa posición de cabeza, apollada en la mano como si con el no fuera la cosa.... Esa sonrisa burlona de el que se sabe con el poder suficiente para cambiar las cosas y con la elección suficiente para no hacerlo... Las piernecillas colgando de la silla casi, casi juguetonas....Ese dedo inquisitorial apuntando al pre-marco de la puerta, al quicio, a la puñetera calle.... ESTE NIÑO VA A SER JEFE DE PERSONAL!!!!!!!!

Von Chemmen dijo...

Para jefe de personal le sobra la sonrísa. Pero en el área de recursos humanos hay sitio para todos, hasta para los que te dicen muy sonrientes que la puerta de salida está:¡ahí!, y que seas tan amable de cerrarla... por fuera.

David dijo...

Chema, ¿Estás seguro de que le sobra la sonrisa? yo creo que es precisamente lo que caracteriza a un buen jefe de personal. Les debe producir un placer sádico jugar con las alubias de la gente.

Por cierto Ganchi, ¿apollar? Ay, ay en qué estaremos pensando... ¡GOLOSÓN!

MANUEL GANCEDO dijo...

Mi cabeza anda en otras cosas querido Deivid. Gran error, lo asumo y me lamento.

Von Chemmen dijo...

Lamentarse no es suficiente, diez latigazos atado al mayor te harán aprender :P

Perro Viejo dijo...

Jummm.... esta foto debe de ser del finado Jesús Giligil en su mocedad. !Que recuerdos¡

Tu... babioso... A la puta calle! Y tal y tal.

En cuanto al ignorante de Gancedo, el toque de luxe:

"Apollao" en el quicio de la mancebía
Miraba encenderse la noche de mayo
Pasaban los hombres...el sonreía
Hasta que en su puerta paré mi caballo
¡serrana! ¿me das candela?
Y el me dijo...Ganchi
Ven y tomala en mis labios
Que yo fuego te daré
Baje del caballo
De cerca te vi
Y fueron dos verdes
Luceros de mayo
Tus ojos pa mí

Ojos verdes...verdes como la albahaca
Verdes como el trigo verde
Y el verde...verde limón

Y treleré y chimpún

David dijo...

Ganchi, sólo por curiosidad. Exactamente ¿cómo nos aguantas?

MANUEL GANCEDO dijo...

YO???, no os aguato.

Zeuxis dijo...

DIOS MIO!!!ES QUE NO PARARA DE DESPEDIR ALGUN DIA???XD.Abrazos a los Alcorcones Milenarios y a todos!Y...YA ESTA AKI LAIA!!!!!!!QUE WAPAMENTEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!


-El loco Eznegar-